Raciones1 Persona
Tiempo Total30 mins
Ingredientes para hacer croissants de hojaldre y mermelada

Entra en el mundo de los croissants de hojaldre rellenos con mermelada y descubre cómo crear este manjar irresistible en tu propia cocina. Sigue nuestros pasos y prepárate para un festín de texturas crujientes y sabores dulces que te harán sentir como un auténtico chef pastelero. ¡Vamos a hornear juntos y dar vida a esta deliciosa receta!

Receta de croissants de hojaldre rellenos
1

Comienza por precalentar tu horno a 200°C (390°F). Luego, forra una bandeja de horno con papel pergamino para evitar que los croissants se peguen.

2

En una superficie enharinada, estira cuidadosamente la lámina de hojaldre rectangular hasta que alcance un grosor de aproximadamente 0.5 cm. Esto ayudará a que los croissants tengan la textura adecuada al hornearse.

3

Con un cuchillo afilado, corta el hojaldre en triángulos de tamaño uniforme. Puedes ajustar el tamaño según tus preferencias, pero asegúrate de que todos sean del mismo tamaño para una cocción uniforme.

4

Ahora, toma cada triángulo de hojaldre y coloca una pequeña cantidad de mermelada en la base ancha del triángulo. Elige tu mermelada favorita, como frambuesa, fresa, albaricoque, o la que prefieras.

5

Comienza a enrollar cada triángulo desde la base ancha hacia la punta. Asegúrate de que el extremo puntiagudo quede debajo del croissant para evitar que se abra durante la cocción. Esto creará la forma clásica de croissant.

6

Coloca los croissants rellenos en la bandeja preparada, dejando suficiente espacio entre ellos para permitir que se expandan durante la cocción.

7

Utiliza un pincel de cocina para cubrir la superficie de los croissants con huevo batido. Esto les dará un hermoso color dorado y un brillo apetitoso al hornearse.

8

Lleva la bandeja al horno precalentado y hornea los croissants durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes. Vigílalos de cerca para evitar que se quemen.

9

Opcionalmente, cuando saques los croissants del horno, puedes espolvorear un poco de azúcar glas sobre ellos mientras aún estén calientes para darles un toque extra de dulzura.

10

Deja que los croissants se enfríen un poco antes de disfrutar de estos deliciosos croissants de hojaldre rellenos con mermelada. ¡Listos para disfrutar!

Si quieres ver en acción cómo se preparan estos croissants de hojaldre rellenos con mermelada, ¡no te pierdas el video en el canal de Eva Cuinera! Allí encontrarás una guía visual paso a paso que te ayudará a dominar esta deliciosa receta.

Y si queréis descubrir más recetas con hojaldre, os recomiendo consultar el siguiente enlace, en el que encontraréis un recopilatorio muy variado de recetas de hojaldre, tanto dulces como saladas, algunas fáciles y otras que requieren de algo más de preparación.

Categoría

Ingredientes

Ingredientes para hacer croissants de hojaldre y mermelada

Instrucciones

Receta de croissants de hojaldre rellenos
1

Comienza por precalentar tu horno a 200°C (390°F). Luego, forra una bandeja de horno con papel pergamino para evitar que los croissants se peguen.

2

En una superficie enharinada, estira cuidadosamente la lámina de hojaldre rectangular hasta que alcance un grosor de aproximadamente 0.5 cm. Esto ayudará a que los croissants tengan la textura adecuada al hornearse.

3

Con un cuchillo afilado, corta el hojaldre en triángulos de tamaño uniforme. Puedes ajustar el tamaño según tus preferencias, pero asegúrate de que todos sean del mismo tamaño para una cocción uniforme.

4

Ahora, toma cada triángulo de hojaldre y coloca una pequeña cantidad de mermelada en la base ancha del triángulo. Elige tu mermelada favorita, como frambuesa, fresa, albaricoque, o la que prefieras.

5

Comienza a enrollar cada triángulo desde la base ancha hacia la punta. Asegúrate de que el extremo puntiagudo quede debajo del croissant para evitar que se abra durante la cocción. Esto creará la forma clásica de croissant.

6

Coloca los croissants rellenos en la bandeja preparada, dejando suficiente espacio entre ellos para permitir que se expandan durante la cocción.

7

Utiliza un pincel de cocina para cubrir la superficie de los croissants con huevo batido. Esto les dará un hermoso color dorado y un brillo apetitoso al hornearse.

8

Lleva la bandeja al horno precalentado y hornea los croissants durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes. Vigílalos de cerca para evitar que se quemen.

9

Opcionalmente, cuando saques los croissants del horno, puedes espolvorear un poco de azúcar glas sobre ellos mientras aún estén calientes para darles un toque extra de dulzura.

10

Deja que los croissants se enfríen un poco antes de disfrutar de estos deliciosos croissants de hojaldre rellenos con mermelada. ¡Listos para disfrutar!

Cruasanes de hojaldre rellenos con mermelada
¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 0 Promedio: 0)